Roles y violencia de género

Roles y estereotipos de género

Los roles y estereotipos de género están presentes en casi todo lo que hacemos, en lo que pensamos y, por supuesto, en nuestras formas de actuar. Esto se evidencia en que se sigue creyendo, de forma errónea, que lo masculino es superior a lo femenino y que hay una forma correcta de ser hombre y una forma correcta de ser mujer, y si no se comportan de tales maneras se las valora negativamente, es decir existen muchos prejuicios basados en el género.

 

 

Veamos unos sencillos ejemplos de cómo es que esto se da en la práctica:

 

 

CRIS

 

Si digo que Denis juega muy bien al fútbol, siempre hace mucho deporte y no habla mucho.

 

¿Dirías que Cris es hombre o mujer?

 

 

 

DENIS

 

Si digo que Denis juega con peluches, le gusta cocinar, dibujar y conversa bastante.

 

¿Dirías que Denis es hombre o mujer?

 

 

Ahora analicemos:

 

Si pensaste que Cris es hombre porque juega fútbol, es fuerte y deportista, y que Denis es mujer porque juega con peluches y cocina, entonces vemos que nuestra opinión está influida por estereotipos de género, ya que muchas personas piensan de una forma similar.

El problema es que los estereotipos y roles de género nos dicen lo que debemos y lo que podemos o no podemos hacer por ser hombres o por ser mujeres.

¿A qué nos obligan y limitan estos estereotipos de género?

 

Pensemos. ¿Cuántas veces hemos escuchado cosas como: “los hombres no actúan así”, o “las mujeres no deben hacer esto”?

 

 

Esta creencia de que hay un conjunto de roles y tareas pre-asignadas en razón del sexo con el que se nace, se manifiesta en nuestro día a día, en expectativas que la sociedad tiene frente a mujeres y hombres de forma diferente, generando desigualdad de oportunidades sobre todo hacia las mujeres con respecto de los hombres, veamos unos pocos ejemplos:

Los estereotipos de género nos dicen que las mujeres...

• Están obligadas a lavar, planchar, cocinar, cuidar, etc.

• Deben ser sumisas ante los hombres

• No pueden salir tarde de casa.

• No deben salir sin compañía de un hombre.

• No deben vestirse de ciertas formas para no “provocar” a los hombres.

• Son habladoras, chismosas y sentimentales.

Los estereotipos de género nos dicen que los hombres...

• Están obligados a traer dinero a casa siempre (ser proveedores)

• Deben demostrar todo el tiempo que son fuertes física y mentalmente.

• Deben proteger a su familia, comunidad, país, etc., aún a costa de su propia vida.

• Pueden salir a cualquier hora de casa.

• Son fuertes y no lloran.

 

Hay muchísimas cosas más que estos roles y estereotipos de género permiten, mandan y prohíben hacer a las mujeres y a los hombres. Es decir, estos estereotipos te dicen cómo actuar para ser considerado como “macho” si eres hombre, y como “bien mujercita” si eres mujer. Y aunque estos estereotipos han ido cambiando lentamente en el tiempo, siguen estando presentes en la cotidianidad.

Pensemos

 

¿Es justo que, a las chicas, sólo por ser chicas, se les diga que no pueden hacer ciertas cosas, que a los chicos sí?

#SaludAmigableParaAdolescentes
wpChatIcon