Falsas creencias sobre las diversidades sexo – genéricas

MITO

La homosexualidad o bisexualidad puede ser corregida con tratamientos.

REALIDAD

La homosexualidad no es una enfermedad, por lo tanto, es un atentado contra los derechos y la dignidad humana someterlos a terapias o castigos para cambiar su orientación. Ningún “tratamiento” puede cambiar la orientación sexual de las personas.

 

 

MITO

Hay que enseñar a los niños y niñas a comportarse como hombres y mujeres para evitar que se vuelvan homosexuales o transexuales.

REALIDAD

La orientación sexual no es algo que pueda enseñarse o aprenderse, así como, por ejemplo, a los hombres heterosexuales no se les ha enseñado a sentir atracción hacia las mujeres (y simplemente sucede) nadie enseña a las personas homosexuales a sentir atracción hacia personas de su mismo sexo. Lo mismo sucede con la identidad de género.

 

 

 

MITO

Las personas homosexuales o bisexuales tienen problemas mentales.

.

REALIDAD

La homosexualidad y la bisexualidad son expresiones de la diversidad en la sexualidad humana, ser homosexual o bisexual no significa tener trastornos o problemas mentales. Sin embargo, el problema que las personas homosexuales suelen experimentar es la discriminación o el acoso por parte de la sociedad.

 

 

MITO

La homosexualidad es producto de traumas en la infancia.

REALIDAD

No hay ninguna evidencia de que la homosexualidad se produce por eventos traumáticos en la infancia o la adolescencia. Tomemos en cuenta que lo que realmente produce sufrimiento a las personas homosexuales o bisexuales especialmente en su adolescencia y juventud tiene que ver con el rechazo y actitudes agresivas de las que suelen ser víctimas.

 

 

#SaludAmigableParaAdolescentes
wpChatIcon