Sexo, género y sexualidad

Sexo, género y sexualidad son conceptos que, si bien están relacionados, no son lo mismo, por un lado, el sexo tiene que ver con las características biológicas, el género involucra al contexto social y la sexualidad abarca al sexo, al género y a otras dimensiones de las personas.

Sexualidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos dice que la sexualidad es un aspecto central del ser humano que está presente a lo largo de su vida, la sexualidad abarca al sexo, las identidades y roles de género, al erotismo, placer, intimidad, reproducción y orientación sexual y que esta se vive y expresa en nuestras conductas, prácticas, creencias, fantasías, deseos, etc. Como ves, la sexualidad va mucho más allá del sexo y las relaciones sexuales.

Sexo

El sexo biológico se compone de varios factores. Los cromosomas son aquellos que determinarán características como la forma del cuerpo, los órganos reproductivos y las cantidades de una u otra hormona que producirá la persona.

 

Una persona que nazca con un par de cromosomas sexuales XX desarrollará características físicas femeninas; producirá más estrógenos, tendrá útero y vulva, mientras una persona con un par de cromosomas sexuales XY desarrollará características físicas masculinas; producirá más testosterona y tendrá pene y testículos. Aunque comúnmente se cree que existen “solo dos sexos”, existen muchas variaciones naturales que combinan características corporales femeninas y masculinas al mismo tiempo. Esto se conoce como intersexualidad.

Género

 

El género es una construcción sociocultural e histórica. Es decir, esta es una categoría que depende de la historia y cultura de cada grupo humano o sociedad. Por eso decimos que en el género existe una influencia directa del entorno donde se desarrolla la persona, por ejemplo, en nuestra cultura se asocian ciertas conductas, expresiones, apariencia, actitudes, tareas, responsabilidades diferentes para los hombres y para las mujeres.

 

¿Cómo es que esto cambia?

 

Veamos un ejemplo: Antes de 1929 en Ecuador las mujeres no tenían permitido votar, ya que las personas de aquel tiempo pensaban que ellas “no eran capaces” y que ese no era su rol en la sociedad ¿Te imaginas que hoy en día alguien creyera algo así? Seguramente que no, pero aún existen otras ideas que como sociedad seguimos teniendo, pero que pueden cambiar en favor de la igualdad.

¿Qué es la identidad de género?

 

Se refiere a cómo cada persona experimenta su género. Es algo innato, profundamente individual e interno de la persona, que puede o no corresponderse con el sexo que se le asignó al nacer por la forma se sus genitales.

La identidad de género puede ser:

Personas cisgénero

Son las personas en las que existe una correspondencia entre su sexo biológico y su identidad de género. Por ejemplo, una persona que se reconoce como hombre y sus genitales son un pene y testículos.

Personas transgénero

Se refiere a aquellas personas en las que no existe la correspondencia entre su sexo biológico y su identidad de género. Es decir, una persona puede tener órganos sexuales de mujer, pero no responder a la identidad femenina, o tener órganos sexuales de hombre y no responder a la identidad masculina, pero la persona no ha identificado la necesidad de realizarse cambios anatómicos al respecto.

Personas transexuales

Son las personas en las que no existe correspondencia entre el sexo biológico con el que han nacido y su identidad sexual, por lo cual se realizan intervenciones quirúrgicas para lograr cambiar la anatomía hacia el sexo con el que siente identificada la persona, podría decirse que las personas transexuales son también transgénero, ya que la intervención física expresa también una transición desde el género.

Relaciones sexuales

 

 

Las relaciones sexuales son las expresiones de erotismo que se dan entre dos o más personas en intimidad, recordando que debe existir absoluto consentimiento de las personas involucradas. Generalmente se piensa en el coito (penetración vaginal o anal), pero no se limitan a este, ya que existen muchas formas de mantener relaciones sexuales para obtener placer sexual y como expresión de afecto mutuo, más allá de reproducirnos como especie.

 

 

¿Qué riesgos hay en tener relaciones sexuales?

 

Cualquier relación sexual conlleva el riesgo de contagio de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y de un embarazo no intencionado, es decir no planificado y no deseado, lo que produce cambios en los Proyectos de Vida de cada persona.

#SaludAmigableParaAdolescentes
wpChatIcon