Atenta con tu cuerpo:

Muchas veces, estar en estos días nos resulta incómodo, pero debemos recordar que este ciclo es sinónimo de bienestar y nos señala que nuestro aparato reproductor funciona correctamente.

Siempre debemos estar atentas al ritmo de nuestros cuerpos, cada una de nosotras tiene una forma particular de experimentar los ciclos menstruales y el flujo menstrual, sin embargo, no olvides consultar con tu profesional de salud si:

 

Tus menstruaciones regulares han dejado de serlo.

Dejas de tener la menstruación.

Transcurren más de 45 días entre una menstruación y la siguiente,

Existe sangrado entre menstruaciones o si estás teniendo menstruaciones irregulares por varios años (tres años seguidos o más).

Sangras más de 7 días o menos de 2 días.

Tus menstruaciones se acompañan de un dolor intenso, o si sientes fiebre después de usar toallas o tampones.

Sangras más de lo acostumbrado o mojas más de una toalla sanitaria o tampón en un lapso de dos horas.

No Comments

Post A Comment

#SaludAmigableParaAdolescentes
wpChatIcon